Opinión de Guerra Mundial Z

Tenía muchas esperanzas sobre la película de Marc Foster ( Guerra mundial Z ) representando una literatura icono de Max Brooks, ¿Y porque la tenía?

Se trataba de representar en la gran pantalla una de las guías básicas del género Z y ha vencido el enfoque comercial a por la contra intentar estrujar al máximo las ideas que contenía el libro.

El Zombie es una máquina de avanzar, destruir y alimentarse, su impulso es agresivo y voraz. La parte de zombie lento, aletargado y torpe solo se muestra cuando el no-muerto se enfrenta  a una situación de espera y que algún estímulo sonoro o visual le acelere su condición de asesino despiadado. Esto difiere mucho del zombie que presentaba George Romero o del propio zombie del libro de Max Brooks.

Nos encontramos ante una muy buena película de acción y una mala película de zombies. El presupuesto es tan alto que en algún momento he pensado que no estaba viendo una película de zombies sino que me encontraba viendo en el sofá una mega producción de Hollywood al más puro estilo americano.

Tenemos un futuro abierto con la esperanza de que han encontrado una fórmula para poder combatir a los zombies, al menos no han sacado un remedio o cura porque entonces habría ya desmantelado una historia escrita que a mi parecer tiene más elaboración que la que han plasmado en la gran pantalla. Es decir, a todos aquellos que leímos el libro de Max Brooks de cómo sobrevivir a un ataque zombie más vale que nos olvidemos porque con el nuevo enfoque duraríamos 5 minutos.

Por lo demás poco detalle de zombie pero una película entretenida que cumple con la moraleja final sobre la eterna pregunta, ¿Cómo sería una expansión mundial del virus zombie?

Comments

comments

Powered by Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *